Buscar este blog

Cargando...

Banco de Leche Humana

Un banco de leche humana es un sector del Depto. de Neonatología, que se dedica a la clasificación de la leche humana obtenida de madres donadoras voluntarias, su pasteurización, almacenamiento y su posterior distribución.






El fin de obtener esta leche es proveer de leche a recién nacidos prematuros o que por su patología, no pueden recibir leche de su propia madre, o ésta no tiene el volúmen necesario para su alimentación.


Este deseo se debe a que se ha probado en variados trabajos, realizados en U.S.A., Francia, Inglaterra, que los niños alimentados con leche de su propia madre y/o con leche humana pasteurizada tienen menor índice de infección, y tienen menor frecuencia de enterocolitis.


Nosotros sacamos la idea de un hospital en Brasilia, (Hospital Regional Asa Sul), donde utilizan esta técnica de alimentación, y hacía varios años que no tenían epidemias de diarrea intra-hospitalaria, y hacía 2 años que no tenían enterocolitis necrotizante, enfermedad grave del recién nacido prematuro, que presenta una alta mortalidad. El uso de esta técnica está muy extendido en Brasil, donde existe una red de Bancos de Leche Humana, con más de 180 bancos.


Con el método de pasteurización, que es un método de desinfección de la leche humana, se destruyen los virus del HIV, citomegalovirus, hepatitis A, hepatitis C, y probablemente formas viables del virus de la hepatits B (aunque se siguen detectando antígenos de dicho virus), además de la eliminación de todas las bacterias patógenas, y el 99.5% de las bacterias saprofitas (normales en la leche).


Este método sin embargo, produce algunas alteraciones, que si bien no le quitan todo el poder protector de la leche humana, lo disminuyen. Por ejemplo, disminuye algo la cantidad de inmunoglobulinas, disminuye francamente las células viables que contiene la leche humana sin pasteurizar, altera algunas proteínas, etc. En suma, siempre que esté disponible, lo mejor es la leche de su propia madre. En caso que no esté disponible, se debe preferir la leche humana pasteurizada a la leche de vaca modificada (a veces llamada maternizada, fórmula, que son las leches vendidas en el mercado).


Todas las madres en período de amamantamiento pueden extraerse leche para donar, luego de alimentar a su niño a pecho directo. En nuestro Banco, no aceptamos madres que tengan un VDRL positivo, que sean HIV positivas, madres cuyos bebes por alguna razón hayan fallecido (para no mantener un duelo patológico), madres consumidoras de drogas o que reciban medicamentos que puedan pasar a la leche materna (básicamente tranquilizantes y medicación psicotropa).
Para donar leche deben llamar al teléfono del Banco de Leche Humana: 706 6050 y expresar su voluntad de donar. Allí le pueden dar las instrucciones para extraerse y conservar la leche, y coordinar la forma de ir a buscar la misma, para lo cual 3 veces por semana se dispone de locomoción provista por el Depto. de Locomoción del M.S.P.


La forma de extraerse la leche para almacenar es:


1) Lavado de manos y mamas
2) Disponer de frasco estéril. El Banco de Leche provee vasos de plástico con tapa estériles (usados para urocultivos), que son adecuados para la recolección (consulta efectuada al L.A.T.U.) En caso de no disponer de éstos, se pueden usar frascos de vidrio con tapa de plástico (los frascos de café instantáneo son los más adecuados tamaño chico o mediano), a la cual se le quita el cartón que tiene en el interior, y se hierve frasco y tapa durante 15 minutos. Luego se saca el agua y se deja secar, y sin tocar la parte interior, se cierra el frasco y queda listo para la recolección.
3) Extracción la leche por el método de extracción manual (de preferencia) o con una pezonera de goma (esterilizada igual que los frascos) o una extractora manual o eléctrica, cuyo depósito haya sido esterilizado por igual método. Es conveniente para la recolección utilizar un frasco especial, también esterilizado en autoclave o por hervor, como ya se explicó. Si hay leche en el frasco de depósito la leche se debe enfriar antes de colocarla sobre leche congelada.
4) Luego de la extracción, y con los cuidados mencionados se debe colocar en el frasco de depósito, que se colocará en el congelador o en un freezer.
5) La leche se conserva hasta 10 días en el congelador, o 3 meses en el freezer (hemos visto que luego de este plazo no está en condiciones adecuadas).
6) Cuando la madre donadora decide entregarnos la leche, se va a buscar con una caja isotérmica, con hielo reciclable y control de temperatura, trasladandola al Banco. Allí se le somete a una serie de controles de calidad pre-procesamiento, se le pasteuriza, y luego se le somete a un control microbiológico, para comprobar la calidad de la misma para ser administradas a los pacientes. Se almacena en freezers con temperatura controlada y suministro permanente de corriente eléctrica
7) La leche para su conservación no debe ser colocadas en las puertas de freezer o heladeras, debe evitarse su descongelamiento, y por supuesto su contaminación.
8) Cuando se concurre por primera vez a la casa de una madre donadora, se le solicitará facilite o la ficha de control obstétrico, o una fotocopia de la misma, para confirmar los resultados de los estudios de VDRL, HIV, u otra patología que pueda contraindicar la donación.


Hasta ahora hemos logrado, desde nuestro inicio, en diciembre de 2003, alimentar a los niños con peso al nacer menor de 1500 gr. con una recolección promedio por día de 4 lt. Es nuestra intención lograr alimentar a todos los niños internados en el Servicio, prematuros o no, ingresado por cualquier patología, exclusivamente con leche humana, de su propia madre o de madre donadora, par lo cual debemos lograr tener una disponibilidad diaria de 8 lt. día.


El Banco de Leche Humana ha sido posible gracias a la generosa colaboración de la Fundación Álvarez-Caldeyro Barcia, que consiguió el apoyo de ReachingU, organización de uruguayos que viven en U.S.A., que han provisto de los fondos para la implementación, y los insumos y parte del personal que este Banco requiere.


Desde ya agradecemos a las madres que nos han donado leche y a las mamás futura donadoras, sin cuya generosidad toda nuestra labor sería imposible.

Autor: Dr. Ruben Panizza

Etiquetas

CINE (2) creatividad (1) Curiosidades (188) De Todo un poco (93) Deportes (60) Gadgets (51) gamer (31) geek (45) Humor (64) Imagenes (47) internet (28) Musica (80) Oficina (13) Peliculas (93) Premios Darwin (10) Que carajo cocino hoy? (1) Recomenda2 (16) Top 10 (17) TopTen (1) Tv (77) Uruguay (93) Uruguay; Musica (3) Videos (88) Wins (1)